15
Mar, Oct

CINCO PERSONAS CUMPLIRÁN SENTENCIA EN PALMASOLA POR EL ASESINATO DE UN PROFESOR EN COTOCA

Tipografía
  • Muy Pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Original Helvetica Segoe Georgia Times

Prensa FGE, Santa Cruz (08.10.19).- La Fiscalía Departamental de Santa Cruz informó el martes que la autoridad jurisdiccional dictó 30 años de cárcel sin derecho a indulto para Gilbert Rocha Arce y Rildo Zapata Rojas, por la comisión del delito de Asesinato, 15 años de cárcel para Richard Ticona Farell y Neyer Vallejos en grado de Complicidad y dos años para Sonia Zurita Moreira por el delito de Encubrimiento en el asesinato del profesor Rogelio A. P. J de 42 años, en el municipio de Cotoca.

 

“La audiencia de juicio oral se desarrolló en el Tribunal Décimo Segundo de Sentencia en lo Penal de la ciudad de Santa Cruz, donde el Ministerio Público presentó los elementos suficientes que demuestran la participación de cada uno de ellos en el asesinato del profesor Rogelio, por lo que deberán cumplir sus respectivas sentencias en el penal de Palmasola”, explicó el Fiscal Departamental de Santa Cruz, Mirael Salguero Palmas

El hecho se registró la noche del 08 de septiembre del 2014, fecha en que el profesor fue visto por última vez luego de mantener una reunión con algunos padres de familia del colegio 23 de Marzo.

Por su parte la fiscal asignada al caso, Ana Luisa Heredia, señaló que el hecho se conoció cuando efectivos del grupo de la Dirección de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI), encontraron un cadáver de sexo masculino por la zona de San Lorenzo del municipio de Cotoca. El cuerpo fue trasladado a la morgue donde fue reconocido por el hermano de la víctima.

Según el cuaderno de investigación, en las declaraciones de Richard Ticona Farell, Neyer Vallejos y Rildo Zapata indicaron que fueron contratados por Gilbert Rocha por la suma de 15.000 dólares americanos para asesinar al profesor Rogelio a quien le realizaron seguimiento durante un mes hasta victimarlo.

Durante las investigaciones se puedo evidenciar que se trata de un triángulo amoroso toda vez que la víctima era esposo de Sonia Zurita. También se conoció que Gilbert Rocha era compadre de ambos pero mantenía una relación amorosa con Sonia y ambos cuando vivían en España planificaron la muerte del profesor Rogelio con el objetivo de no tener obstáculos para vivir juntos.