22
Lun, Jul

Ministerio Público informó que Boris Villegas fue detenido preventivamente en Palmasola por delitos cometidos contra excívico del Beni

Tipografía
  • Muy Pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Original Helvetica Segoe Georgia Times

Prensa (06.10.14).- La Fiscal Departamental del Beni, Willma Blazz Ibáñez, informó que  la mañana de hoy, en audiencia de solicitud de aplicación  de medida cautelar de carácter personal, llevada a cabo en el penal de Palmasola,

el Juez Cautelar determinó  la detención  preventiva del   exdirector general de régimen interior del Ministerio de Gobierno, Boris Martin Villegas Rocabado, por los delitos de Uso Indebido de Influencias  y Allanamiento de Domicilio o sus Dependencias por Funcionario Público, cometidos en contra del expresidente del Comité Cívico del Beni, Alberto Melgar Villarroel, cuando este se encontraba detenido en el penal de Mocoví (Trinidad-Beni).

Blazz manifestó que el Juez tomó dicha decisión,  argumentando que el Ministerio Público (MP) demostró la existencia de dichos ilícitos, con todos los elementos de convicción acumulados en la etapa preliminar.

“El trabajo del MP fue importante, ya que durante el desarrollo de la etapa preliminar y preparatoria, se fueron recabando diferentes elementos de convicción como ser: actas, oficios, entrevistas, informes y otros,  que demuestran la existencia de la comisión de los ilícitos antes mencionados”, dijo.

El hecho

En fecha 1 de febrero de 2013, Alberto Melgar Villarroel, recluido preventivamente en la cárcel de Mocoví por el Caso Terrorismo,  presentó querella criminal en contra de Boris Martín Villegas Rocabado,  exdirector general de régimen interior del Ministerio de Gobierno, y otros, por la presunta comisión de los ilícitos de Organización Criminal, Concusión, Resoluciones Contrarias a la Constitución, Incumplimiento de Deberes, Uso Indebido de Influencias, Allanamiento de Domicilio, entre otros delitos. 

Melgar relató en su querella que en constantes oportunidades fue interrumpido en su  celda por efectivos policiales a la cabeza de Villegas, quien sin autorización alguna lo amedrentaba y vejaba, llegando incluso a pedirle dinero para que pueda mantenerse en dicho recinto; hasta que finalmente, de forma irregular y abusiva, fue trasladado vía aérea al penal de Palmasola de  Santa Cruz.