22
Dom, Sep

MINISTERIO PÚBLICO IMPUTA POR INFANTICIDIO A PADRES MALTRATADORES

Tipografía
  • Muy Pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Original Helvetica Segoe Georgia Times

 SUCRE (21.07.16).- El Ministerio Público abrió de oficio la investigación y ordenó la aprehensión de los padres de un infante que perdió la vida como consecuencia de los golpes que recibía de manera permanente en la ciudad de Sucre.

“Se trata de Lizzeth C.S. (madre del infante) y Jorge Adalberto S.CH. (padrastro), quienes golpeaban en la cara, la cabeza y el cuerpo, además de abandonarlo durante el día en la casa donde ambos alquilaban”, explicó el Fiscal Departamental de Chuquisaca, Roberto Ramírez.

Ambas personas fueron presentadas la mañana de este jueves y en las próximas horas serán llevadas a audiencia de medidas cautelares luego de ser imputadas por la presunta comisión del delito de Infanticidio.

Lizzeth mantenía una relación con Jhon R. P. desde el 2009, con quien tuvo dos hijos, sin embargo debido a problemas se separan en el 2015, llevándose el papá al hijo mayor y dejando al pequeño con su mamá.

Pasado el tiempo, la madre conoce a Jorge Adalberto con quien inicia una nueva relación y comienza a vivir en un cuarto que ambos alquilan hasta el 19 de julio del presente año.

Pasa el tiempo y se propicia discusiones por el comportamiento agresivo de ambos y para descargar su rabia proceden a propinar puñetes en la cara del infante, patadas en su cuerpo y en toda su humanidad.

Los maltratos al menor fueron permanentes, pero el 18 de julio además de golpearlo en la cara lo arrojan con violencia al piso, debido a una discusión entre ambos.

Al día siguiente, la madre lleva al infante a su trabajo y en horas de la tarde lo recoge el concubino, pero en la bajada del parque multipropósito, luego de caminar por las avenidas Hernando Siles y Venezuela, el menor que estaba en sus brazos totalmente cubierto para esconder los moretones comienza a convulsionar y vomitar, para luego fallecer.

Adalberto lleva en manos el cuerpo sin vida del infante, lo deja en su casa de la zona El Patacón y retorna a dar alcance a Lizzeth a quien le avisa sobre el fallecimiento, sin embargo en vez de preocuparse ambos buscan un préstamo para comprar un ataúd y enterrarlo en un lugar alejado para no ser descubiertos.

El informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) del 19 de julio de 2016, determina la existencia de diferentes circunstancias que de manera indudable dan a entender que el infante ha sido víctima de violencia física.

El cuerpo del infante presenta múltiples lesiones en toda su humanidad, de data reciente y otras en estado de cicatrización, que finalmente han determinado su muerte por anoxia, asfixia por obstrucción de vías respiratorias altas (Bronco Aspiración), traumatismo cráneo encefálico, hemorragia subaracnoidea y síndrome del niño maltratado.