17
Mar, Sep

ENVÍAN A LA CÁRCEL AL EXFISCAL SARAVIA Y OTROS DOS IMPUTADOS POR CONSORCIO DE JUECES, FISCALES, POLICÍAS Y ABOGADOS

Tipografía
  • Muy Pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Original Helvetica Segoe Georgia Times

LA PAZ (15.11.16).- El Ministerio Público informó el martes de la detención preventiva en la cárcel de San Pedro del exfiscal, Ánghelo Saravia Alberto, además de su hermano, Leonardo Alberto Gonzales, y su abogado, Williams Quispe, por la presunta comisión de los delitos de consorcio de jueces, fiscales y abogados; uso indebido de influencias; e incumplimiento de deberes.

“Saravia ha sido imputado por uso indebido de influencias, incumplimiento de deberes y consorcio de jueces, fiscales y abogados, debido a que se colectaron pruebas respecto a que intentó implicar a sus dos denunciantes con un supuesto hecho de extorsión, por lo que la Fiscalía solicitó su detención preventiva”, señaló el Fiscal Departamental de La Paz, Edwin Blanco Soria.

De acuerdo a la imputación formal, Saravia y Alberto incurrieron en el delito de uso indebido de influencias por armar un operativo en coordinación con el personal de la División de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) y del Grupo de Investigaciones de Casos Especiales (GICE), con el objetivo de aprehender a Melquiades Mamani y Herminio Pucho, a fin de que desistan de la denuncia en contra del fiscal destituido.

“La finalidad que tenía Saravia era coaccionar a las víctimas conduciendo el supuesto operativo en colaboración de Alberto, quien se hace pasar por víctima para solicitar la colaboración y apoyo de los grupos especiales de la Policía”, detalló el fiscal asignado al caso, Ramiro Jarandilla, en la audiencia cautelar.

Respecto al delito de consorcio de jueces, fiscales, policías y abogados, se estableció que Saravia y Quispe fueron encontrados dentro una movilidad con 20.000 bolivianos, que servirían para pagar la deuda que tenían con sus denunciantes por la asesoría legal brindada antes de ejercer como fiscal.

“Este operativo estaba destinado a coaccionar a la víctima para evitar el pago de una deuda que evidentemente afecta la sana administración de justicia, debido a que existen varias denuncias contra Saravia”, dijo Jarandilla.

Asimismo, la comisión de fiscales identificó que Alberto fue cómplice del delito de consorcio de jueces, fiscales, policías y abogados, porque coadyuvó como víctima para montar el operativo, además de inducir a los denunciantes a que reciban el monto de dinero para que se consuma el delito a favor de su hermano.

De acuerdo con el fiscal, Alberto se negó a colaborar con la investigación debido a que al momento de su aprehensión hizo desaparecer la mochila en la que llevaba el dinero, además de su celular y el de Saravia para que no sean secuestrados.

En cuanto al delito de incumplimiento de deberes, la comisión de fiscales estableció que Saravia omitió informar del operativo a sus superiores, por lo que actuó por cuenta propia sin haber realizado informe alguno.

Por su parte, el fiscal miembro de la comisión, Ruddy Terrazas, aseguró que existen los riesgos procesales de peligro de fuga, ya que los imputados no presentaron documentación idónea que demuestre un domicilio o residencia habitual, además de trabajo o negocios asentados en nuestro país.

“También se evidencia que los imputados no tienen la voluntad de someterse al proceso ya que han planificado y montado un operativo policial con grupos especiales de inteligencia con el objeto de amedrentar a las víctimas, por lo que también son un peligro para ellas”, dijo Terrazas.

Según el fiscal, los imputados pueden modificar, destruir y ocultar elementos de prueba tales como la mochila con el dinero y los celulares, además pueden influenciar negativamente sobre peritos, testigos y partes,por lo que se solicitó la detención preventiva a efectos de garantizar la presencia de los mismos durante el proceso y las actuaciones investigativas pendientes de la etapa preparatoria.