16
Lun, Sep

SENTENCIADO A 30 AÑOS DE CÁRCEL POR SECUESTRAR AL PADRE DEL ALCALDE DE FILADELFIA

Tipografía
  • Muy Pequeño Pequeño Mediano Grande Más Grande
  • Original Helvetica Segoe Georgia Times

Prensa FGE, Pando (03.04.19).- El Fiscal Departamental de Pando, Juan Carlos Cuéllar, informó que luego de realizarse la investigación y acusación formal contra los autores del secuestro al padre del Alcalde de Filadelfia, el Tribunal de Sentencia Nº 2 dictó 30 años de cárcel para Abel Roca Pino por los delitos de Organización Criminal, Privación de Libertad, Secuestro y Extorsión, a cumplir en el Recinto Penitenciario de Máxima Seguridad de Chonchocoro – La Paz.

 

Cuéllar informó que de las evidencias colectadas durante la investigación, se ha podido establecer que en fecha 27 de agosto de 2015, a horas 10.00 Abel Roca Pino, junto a otros cómplices de nacionalidad boliviana y brasileña, planificaron el secuestro de Juan C. Z. R. Alcalde de Filadelfia.

En la audiencia de medidas cautelares el Ministerio Público realizó la fundamentación y presentación de las pruebas de cargo, antecedentes y la participación de cada uno de los acusados por el secuestro y cobró de 56.000 dólares por liberar al padre del Alcalde y a ocho trabajadores de su hacienda.

La organización criminal estaba compuesta por Abel Roca Pino, Roger H. S. (detenidos) y Jesús C.R.L. (rebelde).

De acuerdo al cuaderno de investigación el secuestro fue planificado contra el Alcalde de Filadelfia, el 27 de agosto de 2015 a horas 10:00 cuando los acusados se dirigieron a la hacienda Campo Lindo donde maniataron a Juan Z. D. padre del Alcalde y le pidieron $us. 250.000 por el rescate de su hijo, caso contrario lo matarían. También encañonan a ocho trabajadores de la hacienda.

Minutos después, llegó a la Hacienda el Alcalde, quién vio a su padre sentado y maniatado, mientras los antisociales le apuntaban con un arma de fuego. Los secuestradores golpearon a la autoridad y le pidieron $us. 250.000, quién salió del lugar y sólo pudo reunir 56 mil dólares que entregó a los antisociales.

Luego de la entrega del dinero los secuestradores, junto al Alcalde, salieron de la hacienda rumbo a la ciudad de Cobija, pero en medio camino se quedó Abel Roca Pino. Los demás cómplices se fueron quedando en diferentes puntos de la ciudad hasta llegar a Brasilea, donde liberaron a las víctimas y les advirtieron que no denuncien a la policía, porque estaban vigilados.